Origen
Inffusions

Hace unos años, haciendo el Camino de Santiago por el sendero del norte, a la entrada de Asturias la naturaleza comenzó a sonreír con más fuerza, lo que se unió a la calidez y hospitalidad de los asturianos, siempre prestos a ayudar a los peregrinos en todo lo que necesitaran, una actitud inolvidable.

Luego, al palpar las entrañas de la historia asturiana, se comprende el porqué de esa actitud; es gente orgullosa de su pasado, luchadora, trabajadora y arraigada a la tierra que habita desde tiempo inmemorial. Una tierra sobre la que vivieron los primeros seres humanos y animales prehistóricos. Se siente que la riqueza de la historia, la naturaleza y los asturianos forman un solo ente. Es una sociedad de firmes tradiciones, defensora de sus principios y, al mismo tiempo, abierta a la evolución.

La emoción de compartir la vida con los asturianos fue tan grande que decidimos establecernos y descubrir toda la belleza existente en esta tierra.

A principios del 2012, tras una investigación de mercado, vimos la oportunidad de desarrollar un concepto de negocio destinado a satisfacer la creciente demanda de infusiones de calidad. Es allí, gracias a las personas con las que hablamos, que creamos Inffusions, dimos forma a nuestra idea y misión como empresa :

“Introducir y comercializar el mundo de las infusiones en la vida diaria. Satisfacer en un solo sitio, de forma integral y personalizada, las necesidades de cada cliente. El conocimiento como base de la comunicación. Seleccionar productos de alta calidad en un mercado local y global. Estructurar un equipo humano profesional e íntegro dispuesto a servir. Preservar el medio ambiente y la salud a través del uso de las mejores prácticas empresariales. Lograr la fórmula Ganar-Ganar entre los concurrentes”

Con nuestra experiencia, imaginación y determinación como emprendedores abrimos la primera tienda en abril de 2012 en el emblemático e histórico mercado El Fontán de Oviedo.

Desde Asturias, España, pensamos conquistar el espíritu de los amantes de las infusiones y hacernos embajadores de tan exquisito placer para los sentidos.